24
FEB
2017

III edición de “Cuentos del mundo”

 

Hemos empezado la semana de la mejor manera posible: escuchando un bonito cuento. Beatriz Sanjuán dramatizó para el alumnado de 1º ESO A el cuento tradicional La Bella Durmiente, y su hija Silvia ( 2ºESO B), sin omitir ni una palabra, nos recitó la versión de La Cenicienta de Roald Dahl.  Sus palabras, sus gestos y sus voces nos hicieron  sentir de nuevo la magia de estos relatos clásicos.

Así nos cuenta Silvia su experiencia:

Reseña: Cuentos del mundo

Mi madre lleva contándome cuentos desde antes de que yo naciera, y antes de eso ha contado muchos más. Esa es su pasión, su trabajo y su sueño: transmitirle el amor a la lectura a los demás. He crecido rodeada de historias, dibujos, libros y canciones, y amo el arte como poca gente lo hace. Contarle un cuento a tu hijo a la hora de dormir es realmente importante. Mi madre tiene un paraguas mágico del que llueven historias y un carrito de la compra que siempre va cargado de libros. Así es como yo he aprendido a ver el mundo. La vida es una tela de relatos entrelazados y todos deberíamos poder disfrutar leyéndola. Yo intento adivinar palabras escondidas en cada frase y reconocer las letras cuando sueño, por eso también disfruto contando y escribiendo historias, porque he aprendido a tratar de entenderlas y a descubrirme a mí misma a través de ellas. Me ha gustado tener la oportunidad de contarle un cuento a un pequeño grupo de personas porque, aunque solo sea por un momento, ellos han podido sentir lo que yo siento. Puedes reír y llorar solo pero, gracias a todos los que escuchan las historias, no tendrás que sentir solo nunca más.

 

 

Escribe un comentario

*

captcha *